lunes, 4 de febrero de 2013

Kick Off



Mañana me voy al Kick Off de la empresa. Desde hace ya algunos años se lleva mucho esto de juntar a los empleados en un lugar apartado durante unos pocos días para "hacer piña" y que el espíritu de la empresa fluya entre nosotros y nos impregne cual esponja.

Reconozco que no me importaría mucho pasar esos dos días fuera si no fuera porque al final nos toca trabajar y de una forma todavía más difícil. Los comerciales siguen hablando con los clientes porque hay negocios que no pueden esperar, y al final a los que les ayudamos desde la parte técnico-comercial nos toca estar trabajando en la habitación del hotel o en los descansos entre  las "ponencias" (que suelen ser un pestiño de impresión) para terminar a tiempo lo que pide el cliente.

Esto no es así en todas las empresas. Recuerdo una vez que estábamos trabajando en un proyecto junto a gente de HP. Tenían que entregarnos unas respuestas a unas preguntas técnicas y les dijimos: "Basta con que estén para la semana que viene". Ellos nos respondieron que no, que nos las tendrían que dar antes ya que la semana siguiente se iban de Kick Off y tenían prohibido llevarse el ordenador, ya que tenían que estar a lo que tenían que estar, sin distracciones. O sea, a escuchar las arengas corporativas y a pasar unos días semi-vacacionales. Esto me impactó. Pensé en la diferencia que hay entre las grandes empresas y las empresas "quiero y no puedo" como la mía, en la que tienes que ir "sí o sí", pero también tienes que dedicarte a terminar trabajos urgentes, lo que muchas veces implica trabajar por la noche en el hotel.

Otra cosa que me molesta bastante es la facilidad con la que  los directivos actuales disponen del tiempo de sus empleados. Porque vamos a ver... ¿quién es cualquier directivo para decir a un empleado que tiene que estar dos o tres días fuera de su casa para que le estén contando milongas? Los que no somos directivos tenemos otras cosas que hacer. Tal vez a los de arriba les parezca una ordinariez, pero hay que ayudar a los niños con los deberes, llevarles al cole, ayudar en casa, etc...

Por otro lado, creo que la mayoría de las veces estas actividades son como una especie de baño de multitudes que les sirve a los directivos para sentirse poderosos mientras miran a la concurrencia y piensan: "Soy el jefe de todas estas personas. Que grande soy...". Mientras, los que estamos al otro lado  pensamos de una forma "ligeramente distinta": "Vaya ideas de  bombero que se le ocurren a este tío..."

Otro de los entretenimientos para pasar el rato puede ser contar las veces que se pronuncian palabrejas como: sinergia, proactividad, compromiso, trabajo por objetivos, trabajo en equipo, etc...

Pero bueno, lo miraré por el lado positivo. De momento parece que no hay nada urgente que tenga que hacer durante el Kick Off, así que no tendré que ir de un lado a otro como un pollo sin cabeza (al menos eso espero), y podré pasar un buen rato con los compañeros sacando punta a todo lo que digan nuestros superiores, y poniendo a parir a quien se lo merezca (que son unos cuantos).

domingo, 3 de febrero de 2013

El Cerro de San Pedro.

Hoy he estado con Alvarito en el Cerro de San Pedro. Está entre Colmenar Viejo y Guadalix de la Sierra, y se distingue claramente por ser un cerro pelado y marrón. La verdad es que su apariencia no invita mucho a subir, pero las vistas desde arriba y durante la ascensión o el descenso merecen la pena. A continuación pongo las fotos y un video un poco movido debido a mi pulso, al viento y al poco peso de la cámara de fotos.

El embalse de Santillana.


Otra vez el embalse de Santillana.

Al fondo Soto del Real.

Al fondo se pueden ver las torres de la Castellana.

Rocas.

Un belén en la cima.

El embalse de Pedrezuela visto desde la cima.


Vértice geodésico.

Embalse de Santillana desde la cima.

El track del camino está en: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3938920