viernes, 22 de julio de 2011

Cumpleaños

Tal vez sea soso, insociable o cualquier otro calificativo similar, pero esto de los cumpleaños, cuando ya no se es un chaval, me parece una solemne estupidez, y lo triste es que la gente se lo toma en serio.

Comprendo que a los niños les emocione cumplir años, al fin y al cabo de pequeño siempre sueñas con ser mayor y disfrutar de todas las cosas buenas que eso implica (las malas ni te las planteas). Pero ver a gente mayor de edad emocionada porque es su cumpleaños, me parece de una estupidez digna de la persona más simple del mundo.

Con esto no quiero decir que no me gusten las actividades que rodean estos acontecimientos, como pueden ser reuniones familiares y comer pasteles a mansalva. Si, me gustan. Lo que me revienta es ver a gente a la que se supone seria, hablar de su próximo cumpleaños como si fuera el acontecimiento cumbre del año, un momento mágico en el que su vida va a cambiar, en el que la felicidad brotará a raudales y en el que todo será maravilloso. ¿Por qué? ¿Porque la posición relativa de la Tierra con respecto al Sol es la misma que cuando naciste? ¡Vamos hombre! si la mayoría de la gente no sabe ni lo que es eso...

Reconozco que me da un poco de vergüenza ajena cuando en el trabajo algún compañero va y dice: "¡Tio, que esta semana es tu cumpleaños...!". ¿Que se cree? ¿Que voy a empezar a dar saltos de alegría? Menos mal que poco a poco ya me he creado una fama de enemigo de estas tonterías y ya no ponen tanto énfasis. Sólo me preguntan por si les invito a algo.

Como tampoco quiero pasar por excesivamente raro, me veo obligado a felicitar los cumpleaños a la gente, pero eso sí, sin tonterías ni aspavientos.

Si es que al final no se puede ser un extremista...

2 comentarios:

  1. =) me identifico...cuando es mi cumple no quiero ni ir a trabajar..pero no para irme a festejar,no me gusta que me abracen,me siento imbécil cuando me cantan "las mañanitas",todos te sonrien,TIENES QUE partir,repartir,degustar pastel,levantar,limpiar...agggh... y cuando es el de los demas es mejor huir. Saludos agrios!

    ResponderEliminar
  2. En mi trabajo cuando es un cumpleaños, el que cumple lleva algo para hacer un "chupitingui" muy doméstico al acabar la jornada en la misma oficina: Refrescos, cervezas, embutido, empanada y algún dulcecito. Todo muy entrañable y de "andar por casa"

    ¡Uy...ya pronto tocará el mío!

    ResponderEliminar